top of page
Buscar

El Dolor como Metáfora - La Sal y el Agua




Un viejo maestro se cansó de que su aprendiz se quejara, y así, una mañana, lo envió a buscar dos puñados iguales de sal.

Cuando el aprendiz regresó, el maestro le pidió al joven que ponga un puñado de sal en un vaso de agua y lo tome.

- ¿Cómo sabe? –le preguntó el maestro.

- "¡Amargo!" Escupió el aprendiz.

El maestro rió entre dientes.

Luego los dos caminaron en silencio a un lago cercano, donde el maestro le pidió nuevamente al joven que pusiera el otro puñado de sal en el agua del lago.

- "Ahora bebe del lago", le pidió el maestro al joven.

- "¿A qué sabe?"- Preguntó el maestro

- "¡Fresca!", Dijo el aprendiz.

-¿Sentiste el gusto a la Sal? -preguntó el maestro.

-No -dijo el joven-.

En esto, el maestro se sentó al lado del joven y le dijo:

"El dolor de la vida es pura sal; ni mas ni menos. La cantidad de dolor en la vida sigue siendo la misma, exactamente igual.

Pero la cantidad de amargura que probamos depende del recipiente en el que nosotros ponemos el dolor.

Así que cuando estés en el dolor, lo único que podes hacer es ampliar tu sentido de las cosas ... Dejar de ser un vaso y convertirte en un lago.”



43 visualizaciones

Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
bottom of page